Bueno Aires Desing Inspiración Bueno Aires Desing Inspiración

Período azul

Noviembre es el mes de uno de los colores primarios más demandados en el mundo de la decoración por sus cualidades: el azul. Este color transmite frescura, pureza e inspira calma, ¡pero sólo si lo combinás con estilo!

El azul simboliza la perseverancia, dedicación, austeridad y sinceridad. Las personas fanáticas del azul suelen ser ordenadas y reflexivas. Este color incita a la búsqueda del sentido, a la búsqueda de la verdad. Algunos mitos sostienen que representa la manifestación divina y la mística.

El azul es perfecto para paredes, muebles, elementos de decoración o adornos florales debido a que es un color vivo que tiene efectos calmantes dependiendo de su tonalidad. En la filosofía Feng Shui se lo asocia con el agua, puesto se cree que favorece el pensamiento positivo.

IMG_6340

Siempre se lo ha unido a la tendencia “navy”, pero en realidad no tiene que ligarse sólo a los detalles náuticos. Hay muchas maneras de incluirlo en los interiores de tu hogar y acá te contamos cómo hacerlo.

Es una excelente opción a la hora de decorar un dormitorio, ya que por sus efectos relajantes, este color facilita el sueño. Además, si la habitación es pequeña, al combinarlo con el blanco se ganará mucho espacio.

IMG_6423


Otro uso corriente del azul es en los cuartos de baño. Se lo utiliza particularmente en los azulejos o en paredes, aunque muchos también se atreven a incluirlo en bañaderas o inodoros.

IMG_6371
En las salas de estar, un azul eléctrico combinado con blanco y beige dará un aspecto moderno y, en cambio, un azul grisáceo dará un aspecto más formal.

Pero, ¡ojo! Si querés introducir el azul en el comedor o en la cocina, te aconsejamos que descartes esa idea ya que, al ser un color frío, puede quitar el apetito. Los colores cálidos, como los naranjas, amarillos o rojos, potencian la sociabilidad y lo hace más adecuado para estos ambientes.

Tampoco se recomienda pintar todas las paredes de azul oscuro, porque genera mucha opacidad. Conviene combinarlo con franjas o suelos más claros.

Existe una amplia gama de tonalidades de azul. Pero si seguís esta regla no hay forma de que te equivoques al combinarlo: los tonos claros quedan bien con los marrones y los tierra. Y los más oscuros, como el azul marino, con el blanco, los rosas y los amarillos.
Existe un color que te identifica, te invitamos a que encuentres el tuyo. Hacé que el color sea protagonista.

Somos #ColorHunters porque el color importa.